Caracas y Washington confirman conversaciones

Nicolás Maduro dijo que el acercamiento se da bajo su autorización expresa.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, confirmó este martes contactos entre su gobierno y altos funcionarios de Washington, corroborando las declaraciones ofrecidas más temprano por su homólogo estadounidense, Donald Trump, quien informó sobre conversaciones de «alto nivel» en medio de sanciones.

«Confirmo que desde hace meses hay contactos de altos funcionarios del gobierno de Estados Unidos, de Donald Trump, y del gobierno bolivariano que yo presido bajo mi autorización expresa, directa, varios contactos, varias vías, para buscar regular este conflicto», dijo Maduro en cadena obligatoria de radio y televisión.

Maduro avaló así a las palabras de Trump, quien aseguró que su gobierno mantiene conversaciones «a nivel muy alto» con funcionarios de Venezuela, aunque Washington desconoce a Maduro, a quien tilda de «dictador», al tiempo que busca asfixiarlo con sanciones.

«Estamos en contacto, estamos hablando con varios representantes en Venezuela», dijo Trump a periodistas, al ser consultado sobre reportes de contactos entre la Casa Blanca y Diosdado Cabello, considerado el líder más poderoso después de Maduro.

«Y es así, y no es nuevo, desde hace meses tenemos contactos, así como he buscado el diálogo en Venezuela, he buscado la forma en que el presidente Donald Trump escuche a Venezuela de verdad», aseveró Maduro durante un acto en el costero estado La Guaira (norte).

Con las conversaciones, por un lado, el «gobierno demuestra que está en el poder y no está hablando por intermedio de Guaidó, sino de manera directa», y por otro «Trump demuestra que sigue buscando caminos para ayudar a Venezuela de salir de la crisis», dijo a AFP Jesús Castillo-Molleda, politólogo y profesor de la Universidad de Zulia.

Delegados de Maduro y el jefe parlamentario reconocido como mandatario interino por más de medio centenar de países, Juan Guaidó, mantienen diálogos desde mediados de mayo bajo la mediación de Noruega, pero el gobernante socialista los congeló el 7 de agosto en rechazo a una nueva ronda de sanciones.

Por su parte, negociadores de Guaidó viajaron a Estados Unidos para sostener encuentros con funcionarios de ese país, confirmó este martes a la AFP una fuente de la oposición.

Sanciones –

Las confirmaciones de las citas se producen en momentos de un recrudecimiento en las sanciones estadounidenses, que alientan a su vez la habitual retórica antiimperialista del gobierno socialista.

Maduro, que rompió relaciones con Estados Unidos el pasado 23 de enero por reconocer a Guaidó como presidente interino, acusó a funcionarios de la Casa Blanca de «venderle» a Trump una imagen distorsionada de Venezuela.

«A él le venden una Venezuela de mentira, y sobre esa base conspiran, amenazan, agreden, sancionan», subrayó.

Washington ha implementado una batería de sanciones para expulsar a Maduro y que Guaidó asuma como presidente interino para convocar elecciones presidenciales.

Las citas entre Caracas y Washington podrían «traer resultados más allá de los alcanzados por los encuentros de la oposición con el gobierno» dado que las «sanciones no dependen de la oposición, no están en sus manos», dijo a la AFP Oscar Arnal, profesor de estudios Internacionales de la Universidad Central de Venezuela.

En cambio, el «poder de coerción y de coacción» lo tiene Estados Unidos, «responsable de las sanciones», añadió Arnal.

Las medidas más recientes, anunciadas el 5 de agosto, abarcan un bloqueo a los activos de Venezuela en Estados Unidos y sanciones para cualquier empresa que haga transacciones con el gobierno venezolano, a las que se suma un embargo petrolero vigente desde abril pasado.

«Si el presidente Donald Trump algún día quisiera hablar seriamente y hacer un plan para regularizar y resolver este conflicto, estamos preparados siempre para dialogar», exclamó Maduro.

Como parte de las presiones, Trump admitió a comienzos de agosto estar considerando un «bloqueo o cuarentena» del país caribeño, que impediría el ingreso y salida de mercancías, algo que Venezuela ha denunciado ante la ONU como «bloqueo criminal».

Caracas y Washington carecen de embajadores desde 2010, y mantienen una tensa relación desde la llegada al poder del fallecido líder socialista Hugo Chávez en 1999.

En todo caso, «las sanciones obligan al gobierno de Maduro a intentar llegar acuerdos que permitan destrabar el juego político», sostuvo el politólogo Castillo-Molleda.

Add Comment

Hola Bienvenidos a Briones Abogados, en que le podemos ayudar ?
Powered by